http://astrolabio-astrolabio.blogspot.com

 

                Astrolabio: Grabado con guitarras, piano, sitar, voces, tabla, saxofón, órgano tubular, flauta y quena desde donde desarrollo técnicas de interpretación y composición en diferentes instrumentos complementando las instrumentaciones con músicos invitados.

    En términos históricos podemos percibir que el hecho de la "aparición del fenómeno de la armonía" hace que ciertos procesos melódicos e incluso rítmicos pierdan la flexibilidad que conservaron otras músicas, donde la "percepción vertical de los objetos sonoros como estructuras armónicas o acordes" fue algo más relativo y sujeto a la construcción rítmico-melódica (tal el caso de la música de la India).

    Entonces en el siglo XX se restablece esta mirada (con ojos nuevos al pasado) donde lo microtonal inherente a determinados giros melódicos vuelve a sonar en distintos contextos, y esto nos resultó atractivo a intérpretes y compositores, lo mismo que la combinatoria de diferentes modos en estructuras seriales simples en procesos ascendentes o descendentes alrededor de un sonido para inventar "modos complejos", como giros melódicos con reminiscencias especiales semejantes al concepto de "ragas indúes".

     Esto, sumado a un instrumento "armónico" como lo es el piano desarrollando contrapuntísticamente una melodía presentada por sitar y acompañada por tabla es la descripción de una música presentada en este disco.

            

       Títulos y detalles en ficha técnica. 

Astrolabio era un instrumento para orientar la navegación de los marinos antes de conocerse la brújula, y también el título que puse a este trabajo compilatorio (en un lapso de cinco años) donde presento música para guitarra y piano entre  otras instrumentaciones (como la pieza para kaval y guitarra grabada con Pablo Mezzelani con su "flauta oblicua búlgara"). Todas las músicas pueden crecer en formas nuevas, incluso irreconocibles pero hay signos que permanecen.
 Grabado en T.N.T. (BsAs) entre otros espacios.

 

 

 

Canción para el primer olvido

Primero, el deseo de la canción
llena el olvido.
Después, la lluvia entra en contacto
con el sentimiento
y aparecen las piedras y los peces
y el oído y la mirada.
Ahora, las sombras se alargan en el infinito
y es gracioso ver
la proyección interminable
de algo tan pequeño como uno mismo.
La sombra se apaga con la luz
y el tiempo con el espacio,
entonces la conciencia deja de ser el recuerdo
para andar libre.

Primero, el deseo del silencio
llena el sonido.
Después, la tierra entra en contacto con los piés
y aparece la gente y los árboles.
Ahora, una voz curva el infinito
y es gracioso ver
que lo interminable tiene límites.

Primero, el deseo de vacío llena la materia
en una foto antigua blanco y negro
de alguien que mira un espejo.

Ahora, la persona atraviesa el plano de la imagen
y vuelve al deseo de la canción,
pero no sabe.
Y escribe tratando de recordar lo que intuye
pero no piensa.

Es que no cree que sea posible
atravesar un espejo.