http://debajodelpuentedemalaga.blogspot.com

Chacarera del iluso

 

           ( Donde uno toca a veces hay gente viviendo)

 

Carnaval crece en los ríos del tiempo
como una estrella en el agua,
carnaval cuando en la noche es eterno
el aire en el baile del alma.

 Carnaval, carnaval
por donde vas,
carnaval, carnaval
uh ...

 Llanto en el canto de un niño en la danza
de los sonidos del agua
y de un color amarillo en el brillo,
la risa de la distancia.

 Carnaval, carnaval
por donde vas,
carnaval, carnaval
uh ...

 Bombo lastimando el vino
de mi abecedario,
busco en tu panza tranquilo
las señales de un camino.

 Lluvia en la ronda del cielo que es sombra
viendo las cosas que extraña
ya el arzobispo del circo mendigo
juntando piedras desmaya.

 Carnaval, carnaval
por donde vas,
carnaval, carnaval
uh ...

 Sabrás que tanto ayunaste
el arte que pinta las tramas
de los testigos torcidos que bailan
cuatro monedas sin cara.

 Carnaval, carnaval
por donde vas,
carnaval, carnaval
uh ...


 Luces de la mañana
corren y descifran
de la noche una esquina, un lugar,
como una melodía
que esta voz recita:
 _  Un olvido en la calle y quizás
me despiertan en la madrugada
como huyendo de un viaje en el mar.
 Me despiertan en la madrugada
el silbido del viento y la sal.

 Una canción vacía
gira en la pereza
de los mundos que quiere expresar,
las cosas más sencillas
en un vaso de vino
y los manteles bordados de un bar.

 Me despierto en la madrugada
como huyendo de un viaje en el mar.

 Mirarás la dulzura
que escribe
con las manos llenas de luna :
_ No habrá abismo.

 Mirarás los desiertos
que ya son
las voces del viento
( y los cuervos del día ).
Ah ...

 Sentirás la memoria
que desata
en la lluvia, una esquina, una historia,
la canción del día.

 Y callas en tu estuario
la muerte del diario
que quema las horas,
melodía adentro.

 Me voy silbando en una canción
una visión, un don.
 Me voy silbando en una canción
una visión, un don...  

 
 Mujer, yo busco en tu panza
mi esperanza de saber
si el viento mueve a la noche
o a una tarde en un andén.

 Mujer, yo busco en tu pelo
todo el vuelo de la miel
y las palabras dormidas
que me rescatan la piel.

 Quien acaricia tu espejo
está muy lejos de los piés
pero ya no tiene miedo
al dolor de la niñez.

 Cuando suban la mañana
las lunas tempranas sobrevivirán
sobrevivirán al viento
la lluvia y el tiempo
y a la soledad.
  Uh uh uh uh...
 
                           M.J.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Escuchar audio

Historia de puentes y estaciones (de Encrucijada al sur con Sergio Paolucci)