La escena en la improvisación musical y el universo bloque:

         Albert Einstein distanciándose de algunas conclusiones de la cuántica escribió un frase comentada en algunos textos de divulgación científica que decía más o menos así : "_ No creo que Dios juegue a los dados"., esto en referencia a lo sincrónico y el azar en el juego de las partículas elementales. Frase que luego se extendió ( no necesariamente por Einstein ) al debate entre evolucionismo y creacionismo. En este sentido él intentó explicar las "inexplicables conductas de algunas partículas elementales" que actuaban de modo simétrico especulando que éstas tendrían relojes ocultos o internos que las haría actuar de modo semejante, y esto ante la imposibilidad de que intercambien información dado que se mueven a la velocidad de la luz.
         Desde la cuántica sin embargo apareció una idea más radical y que fue confirmada décadas más tarde en laboratorio ( los aceleradores de partículas ) y que consiste en un nuevo modelo de "espacio-tiempo" donde esas dos partículas están necesariamente vinculadas en un universo "no causal", entonces desde esta disciplina la explicación del comportamiento sincrónico se da como manifestación puntual de un macrosistema que produce la "simultaneidad" de estas conductas. Y si a esto le sumamos la disolución de la línea de objetividad existente entre el observador y lo observado estamos entrando ya en un mundo de conjeturas extremadamente próximo al surrealismo descripto por los artistas del siglo XX, lo cual pudo inquietar a algunas mentes de principios del siglo pasado.
         C.G.Jung en su psicología transpersonal aplicó ya el paradigma reflejado de la observación de la naturaleza por los físicos, lo que le ocasionó su distanciamiento de la "escuela freudiana" en principio y luego de todas las escuelas sumergiéndose como artista en un modelo de "pensamiento mágico". Una anécdota que se cuenta es que cuando un paciente le comenta al señor Jung acerca de un escarabajo, en el mismo momento un escarabajo golpea o entra por la ventana del cuarto. Aquí tenemos que comprender que para la "pretensión científica" intentar establecer una relación entre estos dos sucesos es casi una herejía ya que significa perder la "racionalidad" para hundirse en algun modelo de pensamiento poético. Pero sin embargo aquí nos encontramos ante el problema cognitivo de "la significación de los signos". Es decir que a esta casualidad Jung le otorgó una categoría de significado especial dado que el paradigma de "inconsciente" en su saber tenía un sentido cósmico vinculado a su idea personal de "universo bloque", que disuelve el concepto de "causa y efecto" en una comprensión diferente de los sucesos históricos, ( aquí recordemos su investigación acerca de los mandalas ). Y tomemos en cuenta que en su "indagación acerca de la estructura del inconsciente" este autor desarrolló un diccionario de "simbología egipcia" dado que al parecer encontró una muy importante cantidad de elementos vinculados a esa civilización en el análisis de los sueños de sus pacientes "europeos y contemporáneos", lo que significa nuevamente una crítica al modelo de "espacio-tiempo" que determina aun nuestra época.  Entonces podemos constatar que el fenómeno sincrónico no se reduce al caso de las partículas elementales sino que se puede manifestar en diferentes modelos de realidad y sin tener una explicación lógica desde el punto de vista de la "explicación tridimensional" de la naturaleza y esta es otra razón más para la aparición de los nuevos modelos geométricos. Lo que deja a Benoit Mandelbrot en un lugar especial.
         En los músicos improvisadores el azar es un vehículo válido hacia el inconsciente y puede ocurrir que esa expresión musical espontánea adquiera una estructura lógica profunda e impensada lo que le da todavía mayor valor subjetivo al hecho. Entonces podemos constatar que la mecánica "intérprete-oyente" se ve trastocada en su sentido de "causa y efecto" por un "compositor espontáneo e impersonal" que disuelve la figura y el rol del intérprete en una realidad multidimensional donde gravitan los recuerdos y sensaciones del espectador y el músico en una superposición de subjetividades (como planetas alrededor del sol o sonido fundamental) creando así un halo arquetípico al suceso musical, tras la constatación de un nuevo "universo bloque" salido de la realidad causal. Y esto es lo que recibimos al escuchar a un artista del sonido cuando éste borra con su arte la delgada barrera entre "su inconsciente y el nuestro".

         Nota : Acerca de la palabra "eter" hubo grandes debates y especulaciones en el siglo XIX hasta el experimento realizado por Moley-Michelson para intentar medir el "viento del eter" lo que dio resultados nulos, y de ahí Einstein desarrolla este tema en su "Teoría de la relatividad restringida" en 1905. En el siglo XXI las preguntas sin respuesta alrededor de este asunto han cobrado un giro más focalizado pero no todo está comprendido, sin embargo en un siglo de investigación desde aquella época el paradigma de materia y vacío como opuestos parece haber cambiado a la idea de vacío como un cuerpo y a la de materia como formas de enrollamiento de ese cuerpo, lo que significa que en realidad el vacío no está vacío y que la materia tampoco está llena, idea muy cercana a la de místicos de todas las épocas. Recordemos también que el señor Eisntein fue violinista, es decir "artista" y que Jung fue escultor y que sobre la palabra "inconsciente" también hubo grandes debates y todavía habrá y que Jung al abordar con una connotación espiritual el tema se alejó nuevamente del paradigma científico de su tiempo. Sobre las historias de ciencia ficción que estimulan la imaginación popular podemos encontrar tres grandes casos : El viaje a mundos alternativos, lo que nos libera de la presión social dada por la estructura de clases sociales ( y aquí nos encontramos con el anecdotario de los chamanes y las comprensiones alternativas  cercanas a postulados básicos de física cuántica y contemporánea )., el viaje a la velocidad de la luz, lo que nos da la libertad de recorrer la galaxia y encontrarnos con distintas formas de vida e interactuar con ellas ( este recurso es típico de la serie televisiva "Viaje a las estrellas" con el señor Spock y sus orejas estiradas ), a este camino yo lo llamaría "futurista" un poco en homenaje al historiador Arnold Toynbee que utilizó este término como opuesto de "arcaísmo" y referenciando esto como los dos impulsos básicos que tiene el hombre ante la desazón en el presente.
          Y finalmente tenemos el viaje al pasado, en lo que Einstein nos explicó en su teoría de la relatividad y que se produce al viajar a una velocidad mayor que la velocidad de la luz, y este es también recurso de ficción en las películas. Y en este caso hay una anécdota que se llama la "paradoja de los mellizos" y es el caso de envejecer a distinto ritmo dado que un hermano viaja en una nave espacial y el otro se queda en la tierra ( y envejece más rápido ). Recordemos que para los hombres sabios de todas las culturas nuestro propio cuerpo físico es una máquina del tiempo que hace que nuestro inconsciente se manifieste como una conciencia individualizada que atraviesa las diferentes experiencias de la vida y, en el mejor de los casos, sin inmutarse ante los cambios.
         Y que los átomos y partículas que pudieron fotografiarse por primera vez en los aceleradores de partículas hace tan poco tiempo ya fueron imaginados por algunos pensadores griegos hace algunos miles de años en el intento de explicar los porqué de la naturaleza.
         Mismo aunque el desarrollo en la apreciación de los colores parece una pauta que evolucionó de modo paralelo en distintas culturas, y la hipótesis de hoy día es que en el mundo contemporáneo discriminamos más colores que en el pasado.


        M.J.

La naturaleza permeable del inconsciente hace del proceso de la improvisación musical un evento "transpersonal".